6 ene. 2013

Artur Tomás Mercader, saurí de Tarragona


El saurí Artur Tomás de Tarragona té una pàgina web on fa ressó de les seves passions: la radioestèsia i la ràdio.
Explica la prospecció que va fer a la catedral de Tarragona i altres anècdotes.

http://www.lpla.site11.com/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=14&Itemid=22

5 ene. 2013

Un sacerdote zahorí, buscando los restos de San Vicente Mártir

Excavaciones en la Roqueta Valencia - Radiestetista Felix GomezExcavaciones en la Roqueta (Valencia)

Al cura-zahorí Don Félix Gómez le esperaba un encargo diferente.
"Y así conciben de modo vehemente, que con el don con el que el cura está dotado, podrán llegar a encontrar en la Roqueta ese sitio. Lugar oculto por el paso de los tiempos en que reposan los restos del Santo.
Se desplazan al Santuario de la Virgen de la Cueva Santa en Altura (Castellón), para entrevistarse con Don Félix y pedirle que encuentre los restos de San Vicente Mártir.
Don Félix a pesar del difícil reto, acepta. Antes de comenzar, el sacerdote, se fue delante del brazo del Mártir, que se conserva en la catedral de Valencia. Allí se unió en oración con San Vicente, pidiéndole que le iluminara, para que a través de la radiestesia pudiera localizar sus restos, si así convenía.
Don Félix dice “la radiestesia esta en el aire, pero hay que tener una capacidad para captarla, que es un Don, que Dios le quiso dar”
Pasados los trámites, formándose una comisión para las excavaciones, y con el visto bueno del Arzobispo de Valencia Don Agustín García-Gasco y Vicente, por fin empieza la búsqueda en la Roqueta (actual parroquia de Cristo Rey).
El 28 de mayo de 2002, el cura camina despacio, con la mirada clavada en el suelo, llevando en sus manos una cuerda metálica, que sujeta por los extremos. El templo de la Roqueta es recorrido palmo a palmo en silencio. Busca las vibraciones, que quizás por haber estado o estar el cuerpo del Santo, impregnó, este espacio más allá del pavimento que se puede contemplar.
Súbitamente, cuando se encuentra en un punto cercano a la capilla de la Comunión…la cuerda metálica que sostiene, se eleva lentamente hasta golpear con fuerza, revolviéndose sobre las manos del sacerdote. Es el primer contacto con las vibraciones magnéticas que percibe debajo de sus pies. Don Félix afirma que en ese lugar a una profundidad de 3`30 metros aproximadamente, siente las vibraciones de San Vicente.
El 2 de diciembre de 2002, se inician las excavaciones en la Roqueta. La tensión y emoción en muchos momentos, de las personas que son testigos de los trabajos, es latente. Se desciende arañando siglos a través de la profundidad de la fosa. En el proceso el sacerdote, comprueba con la cuerda metálica, y da indicaciones a los operarios. Aparecen restos de cerámica y. . .restos humanos. Tras comprobar con su cuerda metálica, afirma: “no es San Vicente”. Los restos son estudiados y retirados.
Don Félix dice: después de haber leído bastante sobre San Vicente, encuentra, que a pesar de las distintas versiones sobre los restos del Santo; piensa que puede estar guardado allí.
La excavación continúa y la cuerda metálica del sacerdote sigue dando señales. . .
El 12 de diciembre de 2002, habiendo alcanzado una profundidad de 4’20 metros, el cuerpo no ha aparecido. Los arqueólogos descartan la posibilidad, la arena que en los últimos tramos viene sucediéndose, fundamenta la teoría. La excavación se detiene y se da por concluida…Las miradas tantos días atentas… Los cuerpos en tensión ante la emoción del menor atisbo que pueda anunciar su proximidad. . .Este día se produjo un vacio, la sensación de que el Santo quiere seguir permaneciendo solo en el mínimo espacio, que cada uno de nosotros le queramos conceder.
El 15 de enero de 2003, en la sala de la CAM en Valencia, Don Félix en una conferencia organizada por nuestra Asociación –Cofradía nos decía: que tras las noticias aparecidas en la prensa, visitó al Sr. Arzobispo D. Agustín para informarle personalmente sobre lo publicado en la prensa. En ella se habían vertido afirmaciones, que él nunca jamás dijo. Nunca afirmó haber encontrado los restos de San Vicente. Así se lo hizo saber al Sr. Arzobispo muchos días antes de comenzar las excavaciones. Fue en los últimos días del mes de junio, lo que sí dijo y sigue diciendo, es que en ese lugar, se dan vibraciones magnéticas de sus restos, que habían estado. Y que por la fuerza que percibe sus vibraciones, cree que siguen estando. Las excavaciones se realizaron, y a la profundidad que él calculó, no se encontraron restos. Se profundizo un poco más hasta los 4`20 metros. Los entendidos de arqueología, que a la vez eran miembros de la comisión, nombrada al efecto, dieron por terminada la excavación. Según ellos a más profundidad no podían encontrarse enterramientos. Él bajó a la profundidad de la excavación realizada, y allí, asegura Don Félix, siguieron dándole las vibraciones con más fuerza que antes. A pesar de todo, los arqueólogos, sin contar con los miembros de la comisión y su Presidente (que en definitiva es quién podía tomar esa decisión), dan por terminada la excavación y además deciden taparla. El enigma del cuerpo de San Vicente sigue sin resolverse. Para Don Félix fue un error no continuar las excavaciones".
Sobre estos hechos la Asociación-Cofradía San Vicente Mártir de Valencia elaboró el video “El Enigma” realizado por A. Linde que se puede ver aquí VER VIDEO
http://www.asociacionsanvicentemartir.es/en/la-roqueta/