1 mar. 2014

"El Colegio de Geólogos del País Vasco acoge una charla sobre las bondades del zahorismo y el feng shui" ElCorreo.com

27 febrero 2014
por Luis Alfonso Gámez

El Colegio de Geólogos del País Vasco y la asociación profesional GeoBI organizaron el 22 de enero en Bilbao una conferencia titulada Geobiología, la influencia sutil del subsuelo y otros elementos en la salud. La impartió Koldo Núñez Betelu, doctor en geología por la Universidad de Calgary, exprofesor de la Universidad del País Vasco y actual director de la Escuela de Ingeniería del Instituto de la Máquina Herramienta de Elgoibar, y fue un canto a las bondades de la magia del zahorismo y el feng shui. Me enteré anteayer a través del geógrafo Santiago Rodríguez Ruiz y, como él, no salía de mi asombro. Tampoco los organizadores se esperaban que el acto fuera lo que fue.


Anuncio de la conferencia 'Geobiología, la influencia sutil del subsuelo y otros elementos en la salud', de Koldo Núñez Betelu. 

 “Nos llevamos una sorpresa desagradable al oír la conferencia. Creíamos que el ponente iba a hablar de geología, pero se fue por temás más abstractos”, me han indicado en el colegio profesional, que ha recibido llamadas de asociados quejándose por el contenido de la charla. Y es que temas más abstractos es un modo diplomático de referirse a las chifladuras que promueve el ponente y a las que la institución profesional no da credibilidad. “¡Para nada!”. No dudo de que Núñez Betelu sea un buen geólogo, pero también es un propagandista de la anticiencia. Porque su geobiología no es ninguna ciencia, sino el viejo zahorismo o radiestesia rebautizado para venderse mejor. Sólo hace falta ver cómo se presenta en su blog:
“Mi trabajo terapéutico para conocer el nivel de salud de los lugares y de las personas combina las herramientas de la geobiología y el feng shui, por una parte, y aquéllas relacionadas con el análisis psicológico, ya que los lugares que habitamos y modelamos, según nuestros deseos, son el reflejo exterior de nuestro propio interior, a la vez que se impregnan de nuestras, energías, emociones y vivencias retroalimentando nuestras vidas. Tomando conciencia de todo ello, podemos ponernos en camino de una vida más sana tanto a nivel físico como psicoemocional.
Mi formación incluye estudios de geobiología y feng shui, así como el primer nivel de formación en terapia simbólica y constelaciones familiares y la formación en psicotarot, estos últimos realizados con José Miguel Dóniz.”
Los geobiólogos aseguran detectar geopatías, supuestas alteraciones energéticas de un lugar que pueden ocasionar problemas de salud cuya existencia es tan real como la de Pato donald. Y el  feng shui es una especie de acupuntura arquitectónica basada en que todas las cosas y personas tienen una energía vital, y que en las casas hay que organizar las estancias y los muebles según unas energías positivas y negativas que sólo detectan los expertos en ese arte. Núñez Betelu dice ser “terapeuta, geobiólogo, psicogeobiólogo, asesor de feng shui, coach, constelador y gestáltico“. Sumen a eso el psicotarot y que uno de sus maestros es Dóniz, discipulo del artista curandero Alejandro Jodorowsky, y pueden situarlo, sin reparos, en la misma onda que un Paco Rabanne, un Rappel o un Carlos Jesús. Da igual los títulos académicos que tenga. Un geólogo que practica el zahorismo y el feng shui es como un astrónomo que hace cartas astrales".