26 jun. 2012

El avellano: las varitas mágicas y de zahorí

Si bien por su escaso diámetro troncal la madera del avellano no ha sido apreciada como leña tradicionalmente pero su madera, flexible y resistente ha sido utilizada en cestería y marquetería, construcción de muebles e instrumentos musicales.
Sus hojas poseen propiedades antiinflamatorias y antihemorrágicas y la cáscara de la avellana se utiliza como diurético aunque paradójicamente la avellana también se utilizado como remedio popular cuando un niño mojaba la cama.
Para los celtas el avellano simbolizaba la sabiduría y era utilizado también para atraer la prosperidad y la fertilidad a las tierras y a la tribu. Era un árbol sagrado y cortar uno de ellos llegó a estar castigado con la muerte, de hecho se cree que los druídas utilizaban varas de avellano tanto para labores adivinatorias como para (al igual que los zahoríes a lo largo de todo el mundo) encontrar agua, objetos perdidos y/o metales.
La asociación de el avellano y sus frutos con la fertilidad la encontramos a en multitud de culturas a lo largo de toda la historia.
También encontramos en numerosas culturas y tradiciones antiguas una estrecha relación del avellano con el mundo de las hadas, como por ejemplo en la germánica. En uno de los más famosos cuentos tradicionales de los hermanos Grimm (célebres por recopilar en sus cuentos las leyendas y folklore alemanes) , la Cenicienta (la versión original y no la adaptación infantil que actualmente es más popular) no existe hada madrina alguna sino que la protagonista planta un brote (o una ramita) de avellano en la tumba de su madre, donde crecerá un hermoso árbol que la ayudará a cumplir sus deseos.
Se creía que comiendo el fruto del avellano este transmitía conocimientos, inspiración poética y habilidades mágicas, pues en ellos se concentraría toda la sabiduría del árbol. Las coronas de avellano y las ristras hechas de avellanas eran talismanes protectores, se creía que una buena cosecha de avellana significaba que ese año nacerían muchos niños y durante la noche de Samhain las jóvenes y los amantes quemaban estos frutos para que revelasen los nombres de los futuros esposos o su porvenir como pareja.
El avellano ha sido uno de los árboles más utilizados dentro de la botánica ocultista.
En la “Clavícula de Salomón”, un famoso grimorio medieval cuya autoría era atribuída al legendario rey de Israel, se dice que la varita mágica ideal debe estar hecha de avellano, cortada de un solo golpe en el dia de Mercurio (Miércoles), a la salida, del Sol. En otros tratados de magia se recomienda cortarla durante la Luna Llena.
El avellano, estuvo asociado fuertemente a la brujería y de hecho existe un arbusto (Hammelis Mollis) cuyo el nombre común es “Avellano Mágico” o “Avellano de las Brujas”, siendo una de las razones de su nombre vulgar que florece en pleno invierno y otra la semejanza de sus frutos con las avellanas.
Paradójicamente, a pesar de la asociación del avellano con las brujas, éste también se utilizó como protección contra las mismas, por ejemplo Thomas Pennant cuenta en su “Tour in Wales” (1778)
como en Merionethshide los cadáveres eran enterrados con ramas de avellano como protección contra el mal y la brujería.
Con respecto a sus aplicaciones en la radiestesia Athanasius Kircher (sigloXVII), jesuita físico y filósofo alemán, autor de numerosas obras científicas, dice: “Se coge un renuevo de avellano (no necesariamente silvestre), o bien derecho y con nudos, se corta en dos pedazos iguales, se agujerea el extremo de uno de ellos, formando un pequeño hueco, y se corta el extremo del otro en forma de punta, de modo que el extremo del uno penetre en el otro. Se lleva en esta posición hacia adelante, sosteniéndolo entre los dos índices. Cuando se pasa por encima de hilos de agua o de venas metálicas, la varita oscila marcadamente”
El avellano y sus frutos fueron utilizados también como talismanes en la sabiduría popular durante toda la Edad Media y la Edad Moderna.
En Inglaterra se utilizaba hasta el siglo XVII un palo de avellano bifurcado para descubrir, no solo los tesoros enterrados y las aguas ocultas, como ahora, sino también a las personas culpables en los casos de homicidio y robo. Y en el Book of St. Albans (edición de 1496) se da una receta para hacerse invisible si se ha comido receta de helecho con solo llevar una vara de avellano, de braza y media de longitud, con una ramita de avellano verde inserta en ella.
Varias leyendas nos muestran el reconocimiento que recibía por parte de los celtas y otras culturas de la antiguedad.

21 jun. 2012

A Cantabria: El Duende Zahorí

El duende zahorí
Este es un enanito que no se dedica a fastidiar con sus bromas a las gentes de Cantabria. La gente lo llama "buscador milagroso" o "duende de las cosas perdidas", puesto que cuando algún cántabro pierde algo, lanza una invocación como esta al duende zahorí para que éste le encuentre lo que ha extraviado:

Duende, duende, duendecito,
una cosa yo perdí;
duende, duende, duendecito,
compadécete de mí.


Es un duende pequeñín y morenuco, de cara redonda, nariz larga y afilada, ojos negros y grandes y pelo rubio. Su voz es ronca, como si estuviera enfadado, pero en realidad es muy alegre y su risa es larga y burlona. Se viste con una zamarra roja y siempre anda corriendo de un lado a otro.

Si la persona que lo invoca es buena, el duende zahorí llega rápidamente y escucha con atención la descripción del objeto perdido y hace una indicación al que lo invocó para que le siga. Da muchos rodeos antes de dirigirse al lugar donde está el objeto y si ve que la persona empieza a impacientarse y a dudar de él desaparece de repente y luego, ya solo, recupera el objeto y se lo regala a algún necesitado.



17 jun. 2012

Nit de Sant Joan: foc i aigua


LA GRÀCIA DE L´AIGUA- LA FORÇA DEL FOC

Al meu poble, a Cabra del Camp, durant molts anys ha estat ben viu el costum de mullar-se la vigília de Sant Joan, una tradició molt arrelada que ara es perd (o podríem certificar que ja s'ha perdut del tot). També es feien diverses fogueres, a cada casa on hi vivia un Joan en feien una. Recordo al carrer Major on en fèiem quatre. Ara ja tampoc es fan, se n'organitza una per tot el poble. Els temps canvien, però hi ha coses que s'enyoren i la nit de Sant Joan de quan érem petits n'és una.
El meu pare també m'explica que la seva padrina (la meva besàvia) anava cada nit de Sant Joan a buscar aigua a la font del Sant Crist abans que sortís el sol. Aquella aigua l'utilitzava per curar.
 
Aigua i foc, els dos elements que prenen tota la seva força aquesta nit màgica, ho purifiquen tot. En aquesta nit tot és possible.Segons el folklorista Joan Amades "Durant la nit de Sant Joan es creu que les aigües cobren virtuts especials, exclusives d´aquest moment de l´any. Les fadrines veuen augmentar la seva bellesa si, en caure la mitjanit, es renten la cara mentre diuen : "Sant Joan Baptista,/ apòstol i evangelista,/ per la virtut que Déu us ha dat/ feu-me tornar més maca que l´any passat.". També es creu que molts mals i nafres poden guarir-se o millorar, si es renten ben bé al punt de la mitjanit. Sembla que aquesta nit és la millor de l´any per trobar corrents d´aigua subterrània. Per això, al bon punt de la mitjanit els saurins sortien amb la seva vareta d´avellaner o el seu pèndol a la recerca de pous i mines. Els pronòstics fets aquesta nit mai no fallaven. Als indrets costaners encara perviu el costum d´anar-se a banyar la nit de Sant Joan, amb la confiança d´obtenir salut i bona ventura per tot l´any. "Bany de Sant Joan,/ salut per tot l´any."
També es diu que les varetes de saurí preparades aquesta nit són les millors, tenen una gràcia especial.

"NIT DE SANT JOAN, NIT D´AMORETES" - Aquesta nit, al bon punt de les dotze és el moment més apropiat per a consultar Sant Joan sobre les coses més diverses del nostre futur, especialment les de caire sentimental. Abans de la pregunta, però, cal dir : "Sant Joan Baptista,/ apòstol i evangelista,* / per la virtut quie Déu us ha dat,/ contesteu-me en veritat/ el que us serà preguntat" (* La veu popular identifica en aquests versos Sant Joan Baptista amb Sant Joan Evangelista)
Una manera d´obtenir la resposta del sant és fent penjar una clau d´un fil vermell, el qual s´ha de prémer entre les pàgines del llibre de l´evangeli de Sant Joan. Si la clau resta quieta, la resposta a la pregunta és negativa, però si roda, és afirmativa. Hom diu que les fadrines que al punt de mitjanit d´avui es miren en un mirall ben a les fosques veuen reflectida la figura del qui serà el seu marit. També es diu que si posen tres ametlles ensucrades del casament sota el coixí en anar a dormir, somiaran el noi amb qui es casaran.


15 jun. 2012

¿Creer o no creer? De chamanes y radiestesistas

De chamanes y radiestesistas, por Klaus Ziegler, 21/1/2012 en Elespectador.com

En Colombia el gobierno contrato a un chamán para que no lloviera en el ceremonia de clausura del mundial Sub-20, y no llovió, pero la polémica quedo bien servida. Este artículo recoge con mucho acierto distintos elementos para la reflexión.

"La contratación de Jorge Elías González para controlar la lluvia durante la clausura del Mundial Sub-20 plantea un excelente problema: ¿debemos darles espacio a “racionalidades” diferentes a la científica?
“El Ideam pronostica el tiempo; yo lo controlo”, afirma Jorge Elías González, el “chamán” meteorólogo contratado para ahuyentar las lluvias durante la ceremonia de clausura del Mundial Sub-20. Sin embargo, desde su rancho de bahareque, el humilde campesino le pide al Gobierno que por favor “les eche una miradita”, pues la única vía que comunica a su vereda con Ibagué permanece cerrada desde hace un año por los desastres de la ola invernal. En diálogo cándido con el periodista Fabio Arenas, don Jorge Elías cuenta cómo sus matas de café quedaron sepultadas bajo toneladas de tierra, después de que los aguaceros causaran el desplome de la montaña que acabó con su finquita.
La polémica desatada por la contratación del señor de la lluvia plantea un excelente problema para los sociólogos del conocimiento. En el momento de aclarar este lío jurídico, la Contraloría tendrá que decidir si parapsicólogos, psíquicos, curanderos, astrólogos o radiestesistas están calificados para prestar sus servicios al Gobierno, y en el proceso se verá forzada a enfrentar una discusión inevitable: ¿debemos aceptar como válidos sólo aquellos conocimientos de la ciencia tradicional o, por el contrario, estamos obligados a darles espacio a sabidurías y “racionalidades” diferentes?
En uno de sus libros más famosos, Contra el método, el filósofo de la ciencia Paul Feyerabend reclama libertad para incluir dentro del currículo universitario el estudio de la magia y la astrología. Para el pensador francés, las similitudes entre ciencia y mito son asombrosas. Si somos consecuentes con sus palabras, entonces no habría ninguna razón para privilegiar la enseñanza de las matemáticas, la química o la biología, por encima de, digamos, la numerología, la alquimia o el mesmerismo. Así mismo, las escuelas de medicina no podrían dejar por fuera de su pénsum disciplinas como la magnetoterapia o la homeopatía. Ni tampoco podrían excluir la medicina tradicional china, ni el antiquísimo arte de la medicina ayurvédica. Más aún, las empresas promotoras de salud estarían obligadas a cubrir todo tipo de tratamientos alternativos, desde terapias espirituales, hasta medicina vibracional y cirugía psíquica.
Si aceptamos ese punto de vista, tampoco habría por qué investigar a quienes han usado recursos del erario para pagarle millones, no sólo al señor González, sino también a otros psíquicos, como ocurrió hace unos años con el fiscal Mario Iguarán. Para la antropóloga Ana Marta de Pizarro, una de las responsables del espectáculo de clausura del Mundial Sub-20, los métodos del “chamán” constituyen “una forma distinta de aproximación a la naturaleza desde las comunidades tradicionales, y desde esa óptica se trabaja con él. No llovió en la ceremonia, fue un éxito y volveré a contratarlo cuando lo necesite”. De hecho, habría que cuestionar al Ministerio del Medio Ambiente por no tener en su nómina a radiestesistas. Cuánto dinero se hubiera ahorrado en la reparación de carreteras y en asistencia a las víctimas del invierno.
La antropóloga afirma que la labor del (mal llamado) “chamán” fue un éxito, y que volvería a contratarlo. Da la impresión de que la razón para solicitar nuevamente sus servicios poco tiene que ver con pluralismos epistemológicos y más con el hecho de que, a su juicio, los métodos de don Jorge Elías en efecto funcionan. Después de tanta habladuría, resulta que la discusión sí es de carácter científico, pues lo que está en tela de juicio es la efectividad de técnicas que algunos suponen, de manera errónea, han sido rechazadas por puro dogmatismo.
La radiestesia es una “ciencia” milenaria utilizada para buscar aguas subterráneas y, en épocas más recientes, para localizar pozos de petróleo y yacimientos minerales. Sus practicantes, llamados zahoríes, se valen de instrumentos muy sensibles al movimiento y a la forma de empuñarlos, como un ensamble de dos varillas en forma de ele, una horqueta elástica de madera o un péndulo, herramienta favorita de don Jorge Elías.
Uno de los primeros científicos en someterla a prueba no fue un físico, sino un psicólogo, el profesor William Foster, investigador del laboratorio de psicología de la universidad de Minnesota. Curiosamente, la iniciativa no provino de un escéptico sino de un viejo zahorí dedicado a encontrar depósitos minerales. Para el experimento, Foster diseñó una plataforma de madera en la que había dibujado catorce cuadrados de medio metro de lado. Debajo de uno de ellos, elegido al azar, el investigador escondió una pequeña caja en la que había un reloj de plata y dos monedas de oro. El zahorí, guiado por su péndulo, debía localizar el cuadrado debajo del cual se hallaba la caja con los objetos metálicos. De 32 ensayos, el radiestesista acertó sólo en uno. En cuatro ensayos no se colocó ninguna caja, sin embargo, el zahorí no vaciló en señalar uno de los cuadrados.
Desde entonces, un gran número de experimentos han desmentido las afirmaciones de los radiestesistas. Al parecer, las supuestas facultades extraordinarias de sus practicantes son en realidad mucho más ordinarias de lo que parece, pues como ocurre con los famosos zahoríes australianos, su demostrada habilidad proviene de su increíble destreza para interpretar signos casi imperceptibles en la geología y topografía del terreno asociados con la presencia de aguas subterráneas. Los científicos han llegado a la conclusión de que los péndulos y otros instrumentos de búsqueda se limitan a confirmar a posteriori el diagnóstico inconsciente del zahorí, pues cuando se les pide que localicen aguas ocultas bajo el piso del laboratorio, sin ayuda de ninguna pista topográfica, sus éxitos no superan a los que cualquiera lograría por simple azar.
Aunque González dice ser un médico radiestesista, sus pretensiones van mucho más allá de las capacidades de los zahoríes, pues afirma poder controlar las lluvias. A diferencia de la radiestesia, aquí no hay nada que merezca ser sometido a prueba. El caso es tan patético como el de aquel dermatólogo calvo que recetaba medicinas para evitar la caída del cabello. Lo que debería preocupar es la pobre formación científica de profesionales en cargos importantes, como la que manifiesta la señora Ana Marta, incapaz de reconocer si algo constituye evidencia suficiente para validar una técnica o un método. Y más increíble aún es el analfabetismo científico de la clase dirigente, que acude a brujos y astrólogos para tomar decisiones que afectan la vida de millones de personas; que creen que los nacidos bajo el signo de Libra (balanza) son equilibrados, en tanto que los de Escorpión son violentos, y los de Leo, por supuesto, decididos y valientes; que permiten que los charlatanes se lucren recetando pociones mágicas para curar toda clase de males, sin que se les exija demostrar la efectividad de sus terapias y productos.
La renuncia hace unas semanas de un profesor de la U. Javeriana puso de manifiesto algunas fallas del sistema educativo, más concretamente, su incapacidad para formar estudiantes capaces de respetar las reglas más básicas del lenguaje escrito. El caso del “chamán” hace evidente un problema quizá más grave: la carencia de una mínima formación científica en muchos de los profesionales que ocupan los cargos más altos.

El chamán que promete controlar la lluvia
Jorge Elías González, de 64 años, y quien esta semana desató una tormenta mediática por sus supuestos poderes para controlar la lluvia, vive en el municipio Picachos, en el municipio de Dolores, al suroriente del Tolima.
González recibió un contrato del Distrito de Bogotá por tres millones de pesos a cambio de evitar que lloviera durante la ceremonia de clausura del Mundial de Fútbol Sub-20, a mediados del año pasado.
El “chamán” asegura que, además, ha sido contratado en repetidas ocasiones por el Festival Iberoamericano de Teatro así como por la Presidencia de la República, siempre con el mismo propósito: controlar el clima para evitar que llueva en ceremonias especiales.
Dijo que estudiando libros de su padre, entre ellos el de la Sabiduría de Salomón, descubrió los secretos para crear campos magnéticos con los que podría evitar hasta un diluvio, si se lo pidieran".

13 jun. 2012

El beat Pere Tarrés era radioestesista?

Al setmanari Catalunya Cristiana (3/6/2012) a la pàg. 32 es publicava l'article "El Dr. Tarrés radioestesista"?, de Mn. Francesc Raventós, vicepostulador de la causa de canonització.
 Hi podem llegir: "L'actual directora general, Joaquima Ferran, va explicar en una de les sessions del procés en què s'estudiava la vida i virtuts del Dr. Tarres que, sent ella la directora de la residència de l'Ametlla del Vallès, "el mes de juliol del 1948, el director de l'Obra, el Dr. Tarrés, posseït dels estris de radioestesista, va recórrer aquells voltants buscant una possible deu d'aigua, ja que al Casal de la Visitació hi havia escassetat d'aigua que feia difícil habitar-hi i atendre degudament els malalts i convalescents que hi residien". Afegeix Ferran que "el Dr. Tarrés, d'ací i d'allà, i amunt i avall, va anar estudiant el terreny fins que es va aturar on avui hi ha la font dels Àngels, que és on es va trobar la desitjada aigua" La seva actuació va ser objecte de sorpresa i admiració. Ningú no va saber explicar d'on havia après la tècnica de radioestesia, però, de fet, van tenir l'aigua desitjada. Posteriorment, es van fer les obres escaients fins a tenir l'avtual font, que va ser inaugurada l'any 1955".

10 jun. 2012

Vara Divinatoria y Zahoríes. Benito Jerónimo Feijoo (1729)

En este enlace podemos consultar el capítulo dedicado a los zahoríes. Es interesante como se expone el tema y más si tenemos en cuenta que fue escrito siglo XVIII.
http://www.filosofia.org/bjf/bjft305.htm

Benito Jerónimo Feijoo, Teatro crítico universal, tomo tercero (1729). Texto tomado de la edición de Madrid 1777 (por Pantaleón Aznar, a costa de la Real Compañía de Impresores y Libreros), tomo tercero, páginas 87-101.

Algunos fragmentos que encontramos:

"El vulgo está en la simple aprehensión de que Dios dispensa esta gracia a los que nacen el día de Viernes Santo; sin advertir que habría infinitos Zahoríes, porque son muchos los que nacen ese día. Algunos la limitan a la circunstancia de nacer en aquel tiempo preciso en que se está cantando la Pasión ese día. Pero aun de ese modo se sigue que habrá en el recinto de España de setecientos a ochocientos Zahoríes: pues esta suma, poco más, o menos, resulta suponiendo que los hombres nazcan igualmente en todos los días, y horas del año; y que España tenga siete millones, y medio de personas, que es la población que le ajusta el señor Don Jerónimo de Uztariz en su excelente libro de Teórica, y Práctica de Comercio, y de Marina. Lo cual se entiende, como dicho Autor se explica, incluyendo a Mallorca, y excluyendo a Portugal; que si se incluye a Portugal, aunque se excluya a Mallorca, como se debe hacer para la cuenta de los Zahoríes, aún sale mayor el número de estos. En consecuencia de este cómputo no habría Provincia en España que no tuviese cuatro, o cinco docenas de Zahoríes. ¿Dónde están, que no los vemos?"

"Dase el nombre de Zahoríes a una especie de hombres, de quienes se dice que con la perspicacia de su vista penetran los cuerpos opacos; haciéndose de este modo patente cuanto a algunas brazas debajo de la tierra está oculto. Este es embuste endémico de España (pues en [97] los Autores Extranjeros no se halla noticia de semejante gente, o si alguno los nombra, es con la circunstancia de adscribirlos a nuestra Nación, citando nuestros propios Autores), y acaso le hemos heredado de los Moros, pues la voz Zahorí parece Arábiga".

"si alguno, usando de la Vara Divinatoria, lograre los aciertos que le atribuyen sus partidarios, se debe hacer juicio que interviene pacto diabólico explícito, o implícito".

9 jun. 2012

Article "Zahoríes digitales" de César Cabo

 "Zahorí es una palabra con aires mitológicos, una figura y un concepto que los de mi generación reconocemos vagamente familiar, asociada a documentales antiguos de la 2 tipo "Jara y Sedal".
Los zahoríes, buscadores de agua, y por ende de vida, de riqueza y de sueños, han desparecido de nuestra vida, incluso de nuestro imaginario colectivo.
Para los más jóvenes esta exótica y extraña palabra poco o nada significará, en el mundo digital y visual que nos acecha, poca cabida hay para supuestos magos armados con varillas de madera.
Sin embargo, muchos de nosotros, sin ser conscientes, nos hemos convertido ocasionalmente en zahoríes 2.0, ávidos de acceso a las nuevas tecnologías.
En un reciente viaje al extranjero, un grupo de amigos del cual formaba parte, recorrimos pueblos rurales en busca de una buena señal de wifi que llevarnos al móvil.
Es tan jocosa como llamativa la creciente dependencia que experimentamos de las redes digitales, de la información y de la mensajería instantánea.
Si antaño el agua, cada día más escasa, era un bien procurado, hoy lamentamos con agrio descontento la privación de la conectividad constante e inmediata. Al igual que los hombres colonizamos implacables los continentes, ahora las antenas y los satélites colonizan todos los rincones para el intercambio de información. Van cayendo los muros del silencio y las redes digitales expanden su telaraña.
No obstante, según momento y circunstancias, sobreviene el apagón 2.0 y es aquí cuando, descolocados por la anómala situación, muchos nos transformamos en zahoríes modernos.
"No sin mi wifi" bien podría ser un lema que resumiera el sentir de muchos infoadictos.
El ser humano, adaptativo como ninguno, aunque no siempre sea consciente de este gran talento que atesora, demuestra que bien sea con una vara o móvil en mano, es una criatura en búsqueda perpetua.
La sequía, en cualquiera de sus expresiones, no es algo que acatemos con resignación.
¡Buscad, zahoríes, buscad!"

6 jun. 2012

Programa Agua de AragonTV (12/04/2012)



http://alacarta.aragontelevision.es/programas/bien-dicho/agua-12042012-2131

A partir del minuto 22' 40'' podemos ver a Lázaro, el zahorí de Odón, que armado con unas varillas busca un pozo tan profundo como las Grutas de Cristal de Molinos (Teruel), una maravilla natural formada durante siglos por el ”aigua”.

5 jun. 2012

Libro: Dietario Mágico. Curanderos, Zahoríes, Videntes e Iluminados en la Murcia del Siglo XXI

Dietario Mágico. Curanderos, Zahoríes, Videntes e Iluminados en la Murcia del Siglo XXI

Dietario Mágico. Curanderos, Zahoríes, Videntes e Iluminados en la Murcia del Siglo XXI Autor: Manuel Moyano (2002)


A menudo recurrimos al cine o a la literatura para sumergirnos en ese mundo de magia que, creemos, pertenece al pasado mítico del hombre. Pero sólo a algunos pasos de nosotros, respiran nuestro aire, seres que creen firmemente ser poseedores de facultades sobrenaturales.

Dietario mágico es el resultado de una investigación de campo sobre el inquietante y extraño mundo de los curanderos; el ámbito de estudio se circunscribió al sureste español, e incluye también a otros seres familiarizados con lo mágico, tales como zahoríes, videntes e iluminados.
Equidistante de la literatura y de la antropología, este libro rehuye la exposición fría y taxonómica del fenómeno para narrar, como si se tratara de un conjunto de relatos, las inverosímiles biografías de quienes ejercen la sanación milagrosa y otras artes.

4 jun. 2012

El municipio de Forcall (Castellón) busca zahoríes


El alcalde de Forcall, Santiago Pérez, ha propuesto realizar un sondeo en el municipio para encontrar más agua y garantizar así el abastecimiento hídrico, ya que en la localidad se han sufrido problemas de restricciones. El sondeo será realizado con distintos zahoríes.

Noticia en El Periódico Mediterráneo (23/05/2012)
http://www.maestrazgomagico.com/2012/05/forcall-busca-zahories.html