11 sept. 2012

Los Vates (druidas)

 

"En la época más remota, los druidas no estaban clasificados de un modo específico, pero se reconocían tres ramas de aprendizaje: Druidas, Bardos y Ovates. El druida chamán primigenio sería el sanador, sacerdote y depositario de toda  la tradición tribal.
Los Vates son los chamanes del druidismo; tienen conocimientos de herbalismo, de curación tanto del cuerpo como del alma, de adivinación, caminan entre mundos y son capaces de de trabajar en umbrales de tiempo. Los vates eran pues videntes y adivinos, pero también viajeros entre mundos y parece que también eran sanadores, herbolarios y asistían  los partos.
La palabra inglesa “Ovate” parece derivar de la raíz “uat” indoeuropea, de significado “estar inspirado” o “estar poseído”. Realizaban sus augurios y profecías a través del vuelo de las aves, la forma de las nubes (Neldoracht) el comportamiento de los animales o del clima… y posiblemente, una de las principales tareas del vate fuera la sanación, usando sus conocimientos en hierbas para curar las enfermedades de humanos y animales.
El Vate parece ajustarse, en muchos aspectos, a lo que la mayoría de gente definiría como una bruja, y es muy posible que cuando el cristianismo se impuso en el mundo celta, la figura del Ovate se ocultara y derivara en las generaciones posteriores en sanadores y curanderos (cunnings), que a principios del siglo pasado todavía podían encontrarse en las pequeñas poblaciones de Inglaterra, gales e Irlanda.
Los Vates eran también los que podían relacionarse con el Otro Mundo, comunicarse con los ancestros mientras aguardaban la reencarnación, para pedir consejo y ayuda para la tribu. Viajaban a menudo al mundo de los muertos para obtener respuestas y consejo.
Se utilizaban diversas técnicas para alcanzar el estado alterado de conciencia previo a la adivinación o profecía:
Dichetal Do Chennaibh (iluminación por canto) es un estado alterado de conciencia que se alcanza entonando o cantando una palabra reiterativa (generalmente, una invitación a los Dioses). También incluye otros medios alternativos para alcanzar el estado alterado apropiado, como por ejemplo la danza o las palmas.
Tenm Laida o Teinm Laegda (romper las nueces de la sabiduría) es alcanzar un estado de relajación y conseguir acallar la mente dentro de un ambiente ritual. Generalmente se usaba algún tipo de instrumento mágico (cuchillo, espada o una vara). El druida tocaba el sujeto (si era un ser vivo, ponia las manos sobre la cabeza) o tocaba directamente un objeto para descubrir el conocimiento secreto que contenía. Esta información podía ser cualquier cosa: que le sucedía a cierta persona más allá de la vida, una historia detallada sobre qué le había sucedido con un objeto o incluso cómo y porqué un sujeto u objeto fue maldecido o encantado
Imbas Forosnai (iluminación de la tradición o iluminación repentina por la propia experiencia) era una forma de estado alterado de conciencia utilizado por los videntes y Fili para provocar o tener visiones. Los videntes se aislaban totalmente de la luz, sonido y anulaban las sensaciones sensoriales. Entonaban encantamientos sobre sus manos, y colocaban estas sobre la cara y los ojos. Mientras que yacian o estaban sentados en el aislamiento (a veces en compañía de figuritas los Dioses o de las varitas de Ogham), se relajaban y se dejaban llevar, alcanzando un estado más receptivo. Cuando se alcanzaba el estado idóneo, se daba una señal para que se abriera la puerta o se quitara el aislamiento; ese cambio  repentino proporcionaría unas visiones espontáneas o la alocución poética. Al estar "entre los mundos" las profecías fluían más fácilmente.
Los Vates también eran especialistas en encontrar agua (zahoríes) y en descubrir vetas de metal. Se dice que eran quienes escogían las arboledas sagradas en las que se reunían y trabajaban los druidas, dada su estrecha sintonía con el mundo natural y su capacidad para contactar y estar en comunión con los espíritus de animales, plantas y rocas.
Así pues, el vate aprende como abrir la puerta oculta interna tras la que se esconden la inspiración y la integración con la naturaleza. La habilidad para canalizar las energías es lo que le permite formular profecías y descubrir aquello que está oculto".

Autor: nathair aosda

No hay comentarios:

Publicar un comentario