28 ago. 2013

'La sangre es lo que hace que encuentre agua casi en el acto'' Via El Progreso (Lugo)

http://elprogreso.galiciae.com/nova/256212-sangre-hace-encuentre-agua-acto

Luis González, en busca de un manantial con sus varillas (Foto: T. Parga)07/06/2013 - Xabier L.Q. / El Progreso (Lugo) 
San Clodio, capital de Ribas de Sil, es la tierra donde nació y en la que ayudó a innumerables convecinos a localizar manantiales al estilo tradicional, con dos varillas de hierro en forma de uve. Su buen hacer le lleva por toda Galicia e incluso por otras comunidades autónomas.

El agua tiene más valor que el oro. Lo asegura Luis González González (San Clodio, Ribas de Sil, 1936). Argumenta que sin ella es imposible vivir, mientras que de cualquier metal precioso e, incluso, del petróleo se puede prescindir. Es uno de los zapateros de toda la vida que compaginó su actividad en su taller, denominado La Rápida, con su destreza como zahorí, lo que le permitió disfrutar todavía más de la vida al conseguir agua para quien la necesita y, al mismo tiempo, tener unos ingresos a mayores para sacar adelante la familia. El nombre de su negocio, que ahora regenta su hija, guarda relación con la rapidez a la hora de reparar cualquier calzado, denominación del comercio por la que también se le conoce a Luis González, aunque en masculino. Es O Rápido, apodo por detectar antes que nadie dónde está cualquier manantial y a cuantos metros, según atestigua él mismo y sus clientes.

¿En qué momento se inició como zahorí?
La fecha no la recuerdo muy bien pero debió de ser hace unos 30 años, poco después de que naciese mi hija, que tiene 34 y que es quien está ahora con la zapatería. Estudiaba en Vigo, pero hace unos seis años se puso al frente del negocio, que da para vivir, y más ahora que la gente cada vez repara más el calzado. Además, no hay nadie más por esta zona que se dedique a esto. Lo de buscar agua me vino cuando me surgió la necesidad de hacer un pozo en una finca. Llamé a Paco, un zahorí, también de San Clodio, para que me buscase agua. El día que vino a la finca estuvo mirando y entre una cosa y otra cogí yo las varillas y al poco tiempo comenzaron a moverse más que a él. Resulta que yo tenía más facilidad, más cualidades, pero está más que comprobado que esa particularidad para detectar el agua, los manantiales y determinar el punto donde se debe abrir un pozo, es una cuestión que está en la sangre de cada uno. No hay vueltas que darle y está comprobado.
¿Se refiere al tipo de sangre?
De eso no entiendo. Yo tengo sangre del tipo A+, que es muy frecuente, pero sí me contaron especialista que es una cualidad que depende de la sangre de cada uno en particular y no de la genética, aunque a veces puede influir. Por ejemplo, yo tenía tres hermanos y ninguno tiene la sangre como para detectar el agua. Sin embargo, a mi hija sí le da, y en cambio a mis nietos no. No se trata de un poder. Es cosa de sangre y nada de eso de campos magnéticos.

2 comentarios:

  1. Por desgracia, esto es lo común entre los zahories o radiestesistas, se sabe que se porta la percepción pero no que es lo que nos lleva a ella, Luis a de ser sin duda un buen zahorí, su nivel radiestésico es alto y los años de practica le habrán hecho corregir sus errores ioniciales, sin embargo la sangre nada tiene que ver en esto, ni tampoco el instrumental como otros piensan, tampoco es condicinante el llevar suela de goma en los zapatos, o metales en las manos (relojes, etc.) ni el cruzar las piernas. Todo está en la mente, es el inconsciente el que nos marca la respuesta, el zahorí no "huele" el agua, simplemente detecta la radiación que esta emite en su vertical, así de simple, es a traves del inconsciente que se detecta esta radiación y este manda la orden a la parte consciente del cerebro que es la que propicia el movimiento neuromuscular que hace visible la respuesta a través de la herramienta que se utilice, logicamente estas afirmaciones las hago tras muchos años de practica y busqueda de respuestas, es díficil afirmar que no estoy en un error (podría estarlo) pero he relizado emuchos experimentos me llevan a estas conclusiones. Creo que todos nacemos con nivel radiestésico suficiente, pero algunos lo pierden, calculo que al menos un 10% de la población nunca obtendrá una respuesta de un péndulo y el resto es portadora de distintos niveles de percepción, no todos obtendran el mismo grado de éxito en sus prospecciones.

    Epifanio Alcañiz
    Investigador de las energías telúricas

    ResponderEliminar
  2. Epifanio gracias por tu aportación y reflexión

    ResponderEliminar